La chica con ojos de fantasma

Cuando un lector se ve envuelto en un género que rara vez lee, ¡puedes apostar a que está leyendo un maldito buen libro! Esa es La chica con ojos de fantasma de M. H. Boroson. Normalmente transmitiría la fantasía del kung fu, pero esta novela está ambientada en 1898 en el Barrio Chino de San Francisco -que llamará la atención de los lectores de ficción histórica- y se mueve rápidamente a través de una fantasmagoría de espíritus, fantasmas y monstruos que recuerda imágenes de las guerras de duendes de Tolkien a Alicia en el País de las Maravillas. A saber, un tigre de tres colas en forma de monje de túnica naranja, gaviotas espiritistas adivinadoras, un globo ocular de espíritu con brazos y piernas que ama empaparse en tazas de té, un gato guerrero de dos colas que cambia de forma (piense en el gato de Cheshire en ácido), y hordas más visibles para una mujer joven nacida con ojos que pueden ver a todos los habitantes sobrenaturales del mundo de los espíritus invisibles para nosotros. Sigue leyendo La chica con ojos de fantasma